Absolución para Marian Gómez

El año pasado el Tribunal Oral en lo Criminal N°26 de la Ciudad de Buenos Aires sentenció a Marian Gómez a un año de prisión en suspenso y al pago de las costas del juicio. La condenó por besar a su compañera en la estación de Constitución en 2017.  Todxs recordamos a Marian, desmayándose varias veces después del fallo, en brazos de su compañera, luego de conocer que la fiscal pedía dos años por «resistencia a la autoridad y lesiones leves».

Todo comenzó el 2 de octubre de 2017 cuando Mariana Gómez y Rocio Girat estaban hablando y fumando un cirgarrillo en la estación de trenes de Constitución. Como cualquier otra pareja, en un momento, también se besaron.
Es un empleado de Metrovias quien acerca a pedirles que apaguen el cigarrillo a lo que Mariana responde que ¡no hay ningún cartel que lo prohíba”. Esto llevó a que el hombre acudiera al oficial de policía Jonatan Rojo. Cuando éste se acerca, durante la discusión, la trata de “pibe” y cuando le toma sus datos la anota como “soltera”, a pesar de que Rocío le dice que es su mujer. Para el oficial dos mujeres no pueden estar casadas. Luego aparece la oficial Karen Villareal y entre  forcejeos  violentos y un escándalo en la vía pública la arrestan y se la llevan hasta la oficina de la Policía de la Ciudad de la estación Boedo de la línea E. Allí estuvo detenida durante siete horas. ¿la causa?: La acusan de resistencia a la autoridad y lesiones graves. Por eso razón María Fontbona de Pombo, jueza de instrucción, la envió a juicio.

¿A cuántos varones han enviado a juicio por encender un cigarrillo en la estación de tren? ¿Por mear en la vía pública delante de patrulleros? ¿Por acosar a nenas a la salida de un colegio y mostrarles su preciado accesorio viril? ¿A cuántos femicidas la justicia envía a juicio con tanta rápidez?

Claramente este no sólo caso nos muestra de forma obscena que necesitamos instrucción de perspectiva en todas las áreas, especialmente en la institución policial y en el sistema judicial, sino que la homofobia siempre encuentra nuevos disfraces para imponer su heteronormatividad.

Este miércoles a las 10 de la mañana es la apelación por el fallo en Tribunales y a las 17hs la marcha para pedir absolución para Marian.
Ahí estaremos.

La policía o nos condena o nos mata, nos seguimos cuidando nosotrxs.

Ilustración: Hilen Godoy
Texto: Lala Sosa