El feminismo es para todo el mundo

Explicado de forma sencilla, el feminismo es un movimiento para acabar con el sexismo, la explotación sexista y la opresión.

Con esta definición Bell Hooks busca quitar la figura del hombre como enemigo común de los movimientos feministas. Su enfoque apunta específicamente al conjunto del pensamiento y la acción sexista, sin importar el género de quienes lo encarnen. Por esta razón se detiene en un punto importante que desarrolla a lo largo de todo el texto: pocas personas, incluídxs lxs feministxs, conocen qué es o cómo opera el sexismo.
Por otro lado, advierte una problemática que aún nos atraviesa, y es que la mayoría de la gente aprende acerca del feminismo a través de los medios de comunicación de masas patriarcales, que insisten en perpetuar la idea de que este movimiento político se basa en el odio hacia los hombres.
Esta idea también nos llevó a pensar que aquellos espacios en los que solo había mujeres estaban libres de patriarcado, y que todas las mujeres seríamos sororas y para  nada machistas. Hemos comprobado que eso es una falacia y que aún permanece una visión demasiado utópica en relación a la palabra “sororidad”.
En este libro Hooks se encarga no sólo de recordarnos de qué manera fuimos ganando nuestros derechos, sino que también hace hincapié en la necesidad de continuar generando espacios de debate para la formación de una sociedad sin sexismo.
“Las feministas no nacen, se hacen” dice, emulando a Simone de Beauvoir; lxs feministxs eligen su posicionamiento político a través de la acción y la elección.  Y allí remarca la importancia de seguir formando grupos de diálogo en los que continuemos pensándonos y comprendiendo todas las problemáticas de los feminismos.
En esos grupos nos dimos cuenta de que los hombres se benefician mucho más del sexismo que las mujeres, y de que eso los lleva a no querer (o a que les cueste más) renunciar a sus privilegios. Pero también nos dimos cuenta de que existía un feminismo privilegiado y de las consecuencias que ello traía. Que la clase social, la raza, la elección sexual, la hegemonía de la belleza de los cuerpos, la religión, entre otros factores, determinaban el alcance de los derechos adquiridos hasta el momento.
Por esa razón la revolución de los feminismos se dará sólo cuando nos incluya a todxs, y este libro es un gran manual de instrucciones para reflexionar sobre cómo lograrlo.

Por Lala Sosa
Ilustración: Van Arce

Título: El feminismo es para todo el mundo
Autora: Bell Hooks
Editoral: Tinta Limón