Tully: la maternidad que no te cuentan

(CONTIENE SPOILERS)

La cámara sigue la panza de una mujer embarazada que baja por las escaleras de una casa. Con un encuadre así de contundente comienza Tully (2018), guionada por la magnífica dupla que conforman Diablo Cody y Jason Reitman (Juno, 2007). Y podríamos decir que también resume el tránsito que supone ser madre. Sí. Esta película trata acerca de esa desaparición silenciosa de quien se convierte en madre, de la confusión, la frustración y, sobre todo, la bronca de no encontrarse como mujer.

Llorar, amamantar, despertar, fuera pañal sucio, adentro pañal limpio y volver a empezar. Desde el nacimiento de su tercera hija, Marlo (Charlize Theron) vive en una constante repetición de la cual parece no poder escapar; una repetición de la cual su marido, Drew (Ron Livingston), no parece percatarse. La rutina seguirá en loop hasta que una noticia acerca de su hijo Jonah (Asher Miles Fallica) la haga estallar. Será entonces cuando decide seguir el consejo de su hermano Craig (Mark Duplass) y llamar a Tully (Mackenzie Davis), la famosa niñera nocturna.

En un principio, Marlo se muestra reticente a la presencia de Tully. Hasta mira su cuerpo esbelto con un poco de envidia. Pero, poco a poco y con gestos de ternura, se irá creando entre ellas una relación de amistad y fidelidad que haría sonreír a cualquiera. Tully, rebelde, libre y apasionada, una fundamentalista del carpe diem,  fomentará el humor corrosivo de Marlo, abrirá un mundo de posibilidades ante ella y hará renacer y dinamitar su incisiva personalidad.

Hacia el final de la película, nos encontramos con una gran revelación: Marlo sufre de psicosis posparto, una condición temporal caracterizada por la pérdida del sentido de la realidad, alucinaciones y alteraciones tanto de pensamiento como de comportamiento, que afecta a una de cada mil personas gestantes que dan a luz. En este sentido, la película destaca que, por sobre todas las cosas, la maternidad es soledad. 

Tully tiene la capacidad de destruirnos a preguntas: ¿estamos destinades al agobio, a la rutina, a olvidarnos de nuestros sueños conforme crecemos? ¿O podemos manejar la vida e invocar partes nuestras tan poderosas que nos ayuden a sobrevivir y nos saquen de la oscuridad cotidiana que nos ahoga? ¿Lo que nos ocurre es cuestión de azar? La película no responde a esto, pero ojalá para todes exista esa posibilidad de elección. O para jugar con más precisión, esa Tully que fuimos antes de que la vida nos agote.

Texto: Ana Clara Chanvillard

Arte: Vanina Arce

FICHA TÉCNICA

TULLY, EUA, 2018.

Dirección: Jason Reitman

Duración: 96 minutos

Guión: Diablo Cody

Producción: Aaron L. Gilbert, Jason Reitman, Diablo Cody, Mason Novick, Charlize Theron

Fotografía: Eric Steelberg

Música: Rob Simonsen

Reparto: Charlize Theron, Mackenzie Davis, Mark Duplass, Ron Livingston